CRÍTICA LITERARIA: “Un ángel vestido de escarlata” de Paulina Maggi - Kibit.cl

CRÍTICA LITERARIA: “Un ángel vestido de escarlata” de Paulina Maggi

0 83

Una mezcla de acción y romance nos trae Un ángel vestido de escarlata de Paulina Maggi, con la historia de Vittorio y Ángela, que comienza con una venganza y nos lleva hasta las segundas oportunidades y la posibilidad de ser feliz.

 

El peso de su confesión se anidó en su pecho y le ocasionó un dolor intenso

A través de la tercera persona, Maggi nos presenta la historia de Vittorio y Angela con un punto de arranque intenso, una característica que estará presente en todo el libro, pues desde sus primeros capítulos nos sumerge en este mundo plagado por la acción, la intriga y las amenazas.

Si bien, en algunos puntos de la historia sabemos el curso de las acciones, la autora sorprende al romper las teorías del lector, dando giros que mantienen un ritmo vertiginoso que propicia una lectura ágil pese a la extensión del libro.

Además, la importancia que le da Maggi a los personajes secundarios es uno de los aspectos más valerosos de Un ángel vestido de escarlata, pues logra unir las tres tramas que desarrolla cada uno de éstos, de manera que aporta la historia principal, pero también mantiene enganchados a su propio relato.

Paulina Maggi logra en este libro darle una vuelta a lo que es la típica novela donde la mafia está involucrada, transformando -finalmente- el amor por la familia y la vida misma los principales motores de acción, encaminado a la recuperación, al seguir adelante pese a las tragedias del pasado, con un impecable guiño a las enseñanzas del kung fu.

Todo tiene un porqué, y está en nosotros hallar el camino hacia esa respuesta

Un ángel vestido de escarlata es una historia de sobrevivientes ante los desafortunados eventos que pueden ocurrir en la vida, situándose en la vereda del dolor, donde la autora logra conectar vidas que podrían parecer totalmente opuestas, pero une a través de las segundas oportunidades, la esperanza y la posibilidad de sanar.

Deje un comentario..